Meditaciones a 8 Millas Por Hora

Chicago Travel Blog

 › entry 5 of 9 › view all entries

El mundo como voluntad y representación es lo que nos queda, nada mas ni nada menos, por lo menos para nosotros, los simples mortales urbanos, o sea, para la mayoría.

Logre algo peculiar en esta tarde gris, en la medida que avanzaba el cronometro, descompuse mi realidad. Exclame en lo alto de mi conciencia; !que mas real que mi propia “voluntad” de correr, de avanzar, de mover mis músculos y sentir la fatiga recorrer mi cuerpo!. Y luego pensé; el hecho (el de mover las piernas sobre el asfalto), se encuadra en mi idea de consagración absoluta, en mi instinto natural de lograr lo que no he obtenido antes; la superación física y mental. Si no fuera por esto, por esta imagen, por esta representación propia e individual, la carrera no tendría sentido. Este fenómeno (la carrera), el objeto, la represento, la construyo a través de mi ser, esta en mi propia realidad, es parte de mi mundo. Sin mi, el hecho deja de existir. Pero porque estoy corriendo?, a mi entender es la Gran Voluntad, la de índole Schopenhaueriana la que esconde y valida la existencia misma de mis pasos, vale decir, que el culpable del dolor de mis pies, es la integridad del universo; con sus energías, sus anhelos y emociones e instintos y causalidades.

No encuentro racionalidad suficiente para responderme a la pregunta porque corro, no es solo por que me gusta la sensación de logro, sino también, y es aquí lo interesante, porque confluyeron en mi camino las instancias y oportunidades necesarias para que se construyese esta representación, este fenómeno llamado “carrera”. Si no fuese así, no estaría en este momento regocijándome en esta nueva oportunidad de filosofar y analizar este fenómeno, si no fuese así, no estaría yendo al podólogo para que me solucione mis problemas de pies, si no fuese así, no hubiera conocido la hermosa familia de Benjamin. Vale decir, que la naturaleza toda confluyo para crear esta nueva parte de mi mundo, esta nueva representación. Y me veo ahí, haciéndolo, recorriéndolo, sudándolo, tramo tras tramo, con un ojo en el mundo y otro en mi ser. Que poder tengo para cambiar eso, el destino?, ya no puedo parar, la meta me espera en octubre, mientras tanto, aprovecho las infinitas circunstancias que me trae la dicha de “la carrera”.

Join TravBuddy to leave comments, meet new friends and share travel tips!
Chicago
photo by: mahoney