Despedida

Blue Lagoon Travel Blog

 › entry 12 of 12 › view all entries
La entrada de la Lagoon

Tras un día intenso nos fuimos a la Blue Lagoon para relajarnos antes de irnos de Islandia. La Laguna Azul está cerca de keflavik y por tanto un buen lugar de despedida. El agua de la laguna proviene de los manantiales volcanicos y también de la central de energía de Svartsengi, que a su vez toma el agua del mar. El agua se calienta por la capa de lava que discurre por debajo y todo el agua de la laguna se renueva constantemente.

 Es un lugar de paso obligado, como se ve por la cantidad de turistas. De hecho es el lugar más visitado de todo islandia, y dicen que el 90% de los que visitan el pais pasan por la laguna.

Merece la pena. El sitio está temendamente bien acondicionado, con un bar donde tomarte tus cositas entre baño y baño, una zona para dejar a los crios, un solarium (si es que hace sol)... vamos, para tirarte horas y horas y horas. Eso sí, llevad vuestra toalla y bañador, que aunque te puedes alquilar uno allí, te cobran una pasta.

 

Yo me quedé con ganas de probar un masaje. La verdad es que necesitaba uno para olvidar el estrés del año de trabajo, pero llegamos a una hora en la que todos los masajistas estaban ya reservados. No me importó porque en cuanto te metes en el agua de la laguna se te olvidan todos los males. Este agua sí que estaba calentita (y no como el agua del Viti!!!) y la temperatura cambiaba en algunos puntos de la laguna, siendo en ocasiones extremadamente caliente.

 

A lo largo del recinto de aguas, tienes varios puntos para entrar y salir del agua, y duchas de agua fria para los masoquistas.

Poniendose pringue
Además, tienes acceso a saunas desde la zona de baños, por lo que puedes alternar el baño termal, con la sauna y con... ¡la catarata termal! Es una pasada, un salto de agua que te hace un masaje natural por la fuerza con la que cae. Peligrosamente adictivo. 

Los potingues que nos ponemos en la cara son barros de sílice (¿os acordáis de Namaskjard?) muy buenos para la piel, que se forman en las rocas de lava. No obstante, no hay que raspar en las piedras para obtener la masilla. Aunque se puede hacer, el proceso sería tremendamente lento, y ya raspan los empleados y depositan los barros blancos en unas cajas de madera disimuladas a lo largo de todo el recinto. El pringue este debe ser bueno para la piel porque en la tienda de la salida lo venden embotellado a precios... en fin... De todas formas podéis aprovechar y embadurnaros entero, aunque luego se te queda una bonita costra en la cara que pareces un mimo.

 

La zona de baños tiene vistas al campo de lava de alrededor, con lo que resulta un contraste curioso estar calentito en el agua y ver las nubes y el frio de fuera.
Además, al fondo de la zona hay unos apartaderos con asientos excavados en la roca bajo el agua, de forma que te puedes sentar tranquilamente a disfrutar y relajarte del agua. La única pega que he encontrado es que, como el agua es blanca y no se ve el fondo, cuando te acercas a los bordes de la piscina tienes que ir con cuidado porque te puedes dar un golpe en el pie con una piedra, pero son molestias menores.  

Nos recomendaron no remojarnos mucho el pelo, porque parece que el pringue pringa bien, y aunque te des suavizante, luego se te queda zarrapastroso una temporada. Nosotros no debimos mojarnos mucho, o han mejorado la formula de los suavizantes porque no tuvimos más problemas que los habituales.

 

Y como fin de fiesta, vimos ponerse el sol entre las coladas de lava del recinto.

El precioso atardecer
Un espectáculo majestuoso, que sirvió de justo colofón al viaje. Allí estuvimos un buen rato, disfrutando de los magníficos colores del sol incendiando las nubes, mientras nos ibamos haciendo a la idea de que había que volver a casa.

 

Ha sido un viaje increíble, para repetir y repetir y repetir. Sé que hay cosas que me quedado con ganas de hacer, sitios que ver, cosas que hacer, así que, como dice Jack Sheppard, tenemos que volver a la isla. Mientras tanto, me quedan los recuerdos...

 

...y 3.400 fotos.

 

¡¡¡Gracias por haber llegado hasta aquí!!! 

Join TravBuddy to leave comments, meet new friends and share travel tips!
La entrada de la Lagoon
La entrada de la Lagoon
Poniendose pringue
Poniendose pringue
El precioso atardecer
El precioso atardecer
El pringue se acumula en las piedr…
El pringue se acumula en las pied…
Las cascadas de aguas termales son…
Las cascadas de aguas termales so…
La central geotermica a lo lejos
La central geotermica a lo lejos
Después del baño termal estaba c…
Después del baño termal estaba …
El final!
El final!
840 km (522 miles) traveled
Sponsored Links
Blue Lagoon
photo by: sarahsan