El círculo de Oro I: Geysir

Geysir Travel Blog

 › entry 3 of 11 › view all entries

Descubrimos que habíamos llegado a Geysir cuando vimos uno explotar al lado de la carretera, una columna de agua gigantesca anunciando nuestra llegada. El lugar no deja de ser un par de tiendas turísticas con aparcamientos repletos de autobuses y coches de visitantes, y un caminito cubierto de fumarolas que te conducen al centro de la visita. Allí, rodeado de un enjambre de turistas, está el geiser Strokkur, activo cada pocos minutos. A su lado derecho, olvidado por todos, el original, el grandioso Geysir, y por encima de ambos, dos cuencas sulfurosas llamadas Blesi.

 

 

Strokkur es grandioso, y merece la pena ver un par de erupciones suyas. Es recomendable ponerse en primera fila, pero con cuidado porque puede salpicar (como se puede ver por el tamaño de la erupción).

La burbuja azul previa al estallido del géiser Strokur
Estar el primero puede permitirnos ver la gran burbuja azul previa al estallido:

 

Luego es bueno alejarse para ver la magnitud de la explosión, y a los incautos que se acercan más de la cuenta. En particular me gusta esta secuencia por la pareja que está más cerca del strokkur y tratan de huir cuando ven la que se les viene encima:

 

 

La subida por una cuestecita a las cuencas de Blesi nos revelará el olor típico de Islandia: huevos podridos. Es asqueroso pero hay que aguantarse, porque las cuencas son de azufre y despiden ese olor nauseabundo. A cambio, se pueden observar colores inauditos en la tierra. Algunos $·%g·”$gs han tirado monedas dentro pensando que estaban en la Fontana di Trevi, es la parte mala de los turistas.

Este es un buen punto para ver las erupciones del Strokkur y para hacer fotos de recuerdo llamativas.

 

De aquí se puede subir otra cima más alejada para ver la perspectiva de toda la llanura, pero nosotros decidimos bajar y ver el Geysir. Ya veríamos paisajes espectaculares más adelante.

 

 

Geysir es la palabra islandesa para “erupción” y bautizaron con ella al Geysir original. La palabra se extendió a todos los fenómenos similares en todo el mundo. Llama la atención que todos los turistas se afanan en conseguir imágenes de Strokkur y abandonan al original por aburrido. La fama es caprichosa. Geysir tiene más diámetro que su hermano y sus erupciones eran mucho más violentas y espectaculares. Los islandeses de antaño (que estaban tan zumbados como los actuales), para provocar erupciones a voluntad, se acostumbraron a echar jabones, piedras, desperdicios, brujas, etc. Toda esta basura hizo que el geiser dejara paulatinamente de estallar y hoy por hoy lo hace en muy raras ocasiones.

 

De vuelta en el coche, un par de fotos chorras con nuestra mascota, y a continuar hacia Gulfoss, la primera catarata islandesa.

 

Join TravBuddy to leave comments, meet new friends and share travel tips!
La burbuja azul previa al estallid…
La burbuja azul previa al estalli…
El Geysir original
El Geysir original
Una de las cuencas sulfurosas al n…
Una de las cuencas sulfurosas al …
sí, sí, confiaros...
sí, sí, confiaros...
Aquí ya se han dado cuenta de lo …
Aquí ya se han dado cuenta de lo…
Geysir
photo by: Real_PeaceWarrior