El Natero

Tenerife Travel Blog

 › entry 1 of 2 › view all entries

El camino esta lleno de retamones y tabaibas que en algunas ocasiones dificultaban el paso, recordando  con nostalgias las películas de la selva cuando se desbrozaban con aquellos machetes las selváticas sendas. Pero hablando especialmente de que no se podía apreciar el paisaje debido a la espesura  del sendero pasito a pasito se fue bajando rumbo al fondo del barranco, nombre a que se refiere a que los primeros pobladores aprovechaban las escorrentías de aguas para formar pequeños huertos  donde el barranco se remansaba en su descenso, ayudando un poco con paredes de contención.

Balos y guadiles acompañan a los excursionistas alineados a los lados de la vereda. Y en las laderas aparecen los inmensos edificios que forman los cardones algunos de los cuales están llenos de flores. Estos arbolitos y arbustos, aparte de adornar casi todo los rincones de estos enormes tajos, ayudan  a los paseantes dándoles sombra, lo cual viene muy bien porque el día es fuerte. En ocasiones se encuentran charcos, charquitos y charcas que recuerdan que por allí cae agua de vez en cuando.

Join TravBuddy to leave comments, meet new friends and share travel tips!
130 km (81 miles) traveled
Sponsored Links
Tenerife
photo by: EmyG